Kim Jong Un: ‘No habrá más guerra en esta tierra’ gracias a las armas nucleares de Corea del Norte

Seúl, Corea del Sur (CNN) — El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, dijo que cree que su país ya no necesitará ir a la guerra porque su arsenal nuclear garantiza su seguridad, según medios estatales de Corea del Norte.

“Con nuestro disuasivo nuclear para la autodefensa, confiable y efectivo, no habrá más guerra en esta tierra y la seguridad y el futuro de nuestro país estarán garantizados para siempre”, dijo Kim en un discurso, según reportó el martes la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA).

Hablando con un grupo de veteranos en el 67 aniversario del armisticio que terminó efectivamente con la Guerra de Corea, con fecha del 27 de julio, Kim dijo que las armas nucleares permitirían a Corea del Norte defenderse “contra cualquier presión alta y amenazas militares de los imperialistas y fuerzas hostiles”.

Corea del Norte ha definido durante años su búsqueda de armas nucleares como puramente defensiva y destinada a disuadir los intentos de invasión o cambio de régimen. Pero algunos expertos dicen que las armas nucleares envalentonarán a Pyongyang, permitiendo que el régimen de Kim adopte políticas más hostiles y belicosas mientras disuade a sus adversarios de responder a las agresiones de bajo nivel.

Independientemente de la razón por la cual Corea del Norte está buscando armas nucleares y los misiles balísticos necesarios para lanzarlas, los comentarios que hizo Kim el lunes son un recordatorio importante de lo difícil que será llegar a un acuerdo en el que Pyongyang abandone un programa que considera como clave para su propia supervivencia.

El discurso de Kim se produjo en una de las fiestas más importantes de Corea del Norte: el aniversario de la “victoria del pueblo coreano en la gran Guerra de Liberación de la Patria”, que es cómo Corea del Norte se refiere a la Guerra de Corea.

Orígenes de la tensión entre las dos Coreas 5:32

La mayoría de los historiadores están de acuerdo en que el conflicto comenzó cuando Kim Il Sung, el abuelo del actual líder norcoreano, invadió el Sur en un intento de reunificar la península de Corea por la fuerza. Sin embargo, Corea del Norte les enseña a sus ciudadanos que la guerra comenzó cuando Estados Unidos y Corea del Sur marcharon hacia el Norte y que Pyongyang ganó la guerra gracias al liderazgo de Kim Il Sung.

El conflicto técnicamente aún está en curso, ya que las partes en lucha firmaron una tregua, no un tratado de paz, el 27 de julio de 1953, que condujo a un cese de hostilidades pero resolvió poco más. En las décadas posteriores, Corea del Norte advirtió a su pueblo que la amenaza de invasión persiste, incluso cuando el conflicto desapareció de la memoria nacional en Estados Unidos.

Aunque algunos estaban optimistas de que la cumbre de Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Singapur en junio de 2018 podría conducir a un avance que durante mucho tiempo había eludido a ambas partes, las conversaciones nucleares entre Washington y Pyongyang no han logrado ningún progreso tangible.

Si bien los norcoreanos han insinuado que están abiertos a otra cumbre entre Trump y Kim, las perspectivas para llevarla a cabo parecen ser escasas.

Kim Yo Jong, la hermana del líder norcoreano y posiblemente la segunda figura más poderosa del país, dijo a principios de este mes que Estados Unidos necesitaría adoptar una nueva estrategia de negociación si Corea del Norte aceptara una futura reunión entre Trump y Kim

Kim también dijo que creía que los parámetros de las negociaciones entre los dos países debían cambiar para enfocarse en el “rebajamiento de la hostilidad (de Estados Unidos)” hacia Corea del Norte en lugar de enfocarse en cambiar la desnuclearización por el alivio de las sanciones, esencialmente aumentando el precio para futuras conversaciones entre Washington y Pyongyang.

Corea del Norte ha acusado durante años a Estados Unidos de emplear lo que llama una “política hostil” contra el régimen de Kim, señalando la alianza de Washington con Seúl, su compromiso de proteger a Corea del Sur bajo su “paraguas nuclear” y los despliegues de las fuerzas estadounidenses en el este de Asia.

“Nos gustaría dejar en claro que no necesariamente significa que la desnuclearización no es posible”, dijo Kim en un comunicado publicado por KCNA. “Pero lo que queremos decir es que no es posible en este momento. Le recuerdo a EE.UU. que la desnuclearización en la península de Corea solo puede realizarse cuando se realicen cambios importantes en el otro lado”.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up