Asesino serial confiesa su participación en más de 50 asesinatos. Su pandilla supuestamente arrojaba los cuerpos a aguas infestadas de cocodrilos

(CNN) — Un asesino en serie indio que admitió su participación en el asesinato de más de 50 taxistas cuyos cuerpos fueron arrojados en un canal infestado de cocodrilos fue capturado por la policía después de huir a otro estado mientras estaba en libertad condicional.

Entre 2002 y 2004, Devender Sharma fue condenado por asesinar a hasta siete taxistas y condenado a cadena perpetua en Jaipur, una ciudad en el estado norteño de Rajasthan.

MIRA: Evidencia de ADN da con el asesino de una niña 38 años después

Después de pasar 16 años en la cárcel, el hombre de 62 años recibió una breve libertad condicional en enero. Pero cuando terminaron sus 20 días en el exterior, Sharma no regresó a prisión, según la policía india.

El miércoles, unos seis meses después de su desaparición, la policía india arrestó a Sharma en la capital del país, Delhi, donde vivía con una viuda con la que se había casado desde que no regresó de la libertad condicional.

Cuando se le preguntó, Sharma confesó que había roto sus condiciones de libertad condicional y que no planeaba regresar a la cárcel, según un comunicado de prensa de la policía de Delhi.

Según la policía de Delhi, Sharma también entró en detalles sobre su pasado criminal.

MIRA: Arrestan a presunto asesino en serie por un caso sin resolver de hace 29 años

Sharma se graduó en medicina tradicional india y dirigió una clínica en un hospital en Rajasthan durante 11 años, a partir de 1984, según la policía.

Después de perder dinero en una estafa, se involucró en un plan de venta de botes de gas falso. Luego participó en un plan de trasplantes ilegales de riñón y fue arrestado en 2004 por el caso. Según la policía, admitió haber participado en más de 125 de estos trasplantes, y cada uno de ellos le ganó entre US$ 6.680 y US$ 9.350.

Sharma le dijo a la policía que él y otros trabajaron en otro plan en el estado norteño de Uttar Pradesh. Contrataron taxis y luego mataron a los conductores en lugares apartados, antes de arrojar los cadáveres en un canal a los cocodrilos, lo que significa que no había posibilidad de que los restos pudieran ser recuperados.

Después de que los cuerpos fueron arrojados, Sharma vendió los taxis, enteros o en partes, y ganó alrededor de US$270 por cada automóvil.

Sharma finalmente confesó ser el autor intelectual del asesinato de más de 50 taxistas. Sin embargo, solo ha sido condenado por un puñado de esos asesinatos, según la policía.

Según los informes de los medios locales que datan de 2008, Sharma fue inicialmente atrapado por la policía mientras estaba matando a un conductor.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up